"Diccionario internacional de psicoterapia"Artículos destacadosla técnica del cómo empeorar

La técnica del cómo empeorar, en la Psicoterapia Breve Estratégica modelo Nardone, es una técnica de problem solving paradójica dirigida a focalizar la atención del paciente sobre los mecanismos que agravan aún más su malestar. Incrementándose hacia ellos la conciencia y la aversión.

En términos estrictamente estratégicos, la técnica tiene la finalidad de identificar, corregir o interrumpir las usuales soluciones intentadas disfuncionales realizadas por el paciente en el intento de resolver su problema, pero que sin embargo lo alimentan.

Se utiliza en dos variantes principales: interrogativa y prescriptiva.

Variante interrogativa de la técnica del cómo empeorar

En la primera forma, se le da al paciente una pregunta sobre la que reflexionar entre la sesión y la siguiente, con la petición de encontrar la respuesta sobre el plano racional. La pregunta se formula de manera sugestiva y redundante, como puede ser:

De aquí a nuestro próximo encuentro le pido, dedicándole quizás unos 5 minutos al día, que encuentre todas las respuestas a la siguiente pregunta: “si yo quisiese empeorar deliberadamente y voluntariamente mi situación, ¿qué cosas debería hacer o no hacer, qué cosas debería pensar o no pensar?” Tráigame todas las respuestas.

La variante interrogativa del cómo empeorar se utiliza con frecuencia en la gama de trastornos fóbicos y fóbico obsesivos durante la primera fase de la terapia.

Y conduce a tres tipos de resultados:

  • La persona consigue identificar las principales y redundantes soluciones intentadas que lleva a cabo. Normalmente esta nueva conciencia se traduce en un mejoramiento debido a la interrupción voluntaria de estas.
  • Se modifica su modo de pensar precedente respecto a su trastorno. Se abre la puerta a soluciones alternativas y creativas.
  • La persona trae un listado detalladísimo de sus propias situaciones límites, concernientes típicamente al área fóbica y obsesivo-compulsiva. Esto permite al terapeuta una programación todavía más atinada de las estrategias terapéuticas a utilizar.

Variante prescriptiva de la técnica del cómo empeorar

En la forma prescriptiva, particularmente utilizada en los trastornos con base obsesiva, paranoica y/o depresiva, al paciente se le proporciona indirectamente una prescripción paradójica (prescripción del síntoma, lógica de la paradoja). Consiste en preguntarse todas las mañanas, antes de iniciar la actividad del día, qué cosa debería hacer para arruinar voluntariamente su día. Y/o cuáles métodos debería escoger para procurarse malestar o acentuar su trastorno deliberadamente.

Como se puede intuir, esta reflexión y programación matutina crea en el paciente una percepción fuertemente aversiva respecto a todos los comportamientos empeorantes o pensamientos disfuncionales que suelen alimentar el trastorno.

La técnica hunde sus raíces en la filosofía taoísta aplicada al arte de la estratagema. Y se corresponde con la estratagema “retorcer aun más para enderezar”

(Extraído de aquí)

Técnicas de la terapia breve estratégica

Es un modelo psicoterapeútico centrado en el problema, desarrollado por Giorgio Nardone que incluye modelos teóricos de Paul Watzlawick.

Las bases del enfoque estratégico se pueden resumir en:

  • Los problemas psicológicos son el resultado del sistema de percepción de la realidad del individuo.
  • La terapia breve estratégica destaca por aportar soluciones aparentemente ilógicas que buscarán la solución rápida del problema.
  • Para resolver un problema sólo hay que entender cómo funciona y se mantiene en el presente, sin necesidad de buscar la causa en el pasado.
  • Los intentos arbitrarios de solución puestos en práctica por el paciente o sus familiares, son por lo general los que mantienen el problema o generan nuevos problemas.

En este vídeo explico 3 técnicas muy conocidas de la Terapia Breve Estratégica: la del diario de a bordo para el pánico, la del contrarritual para el TOC y la de declarar el perturbante secreto para el miedo a hablar en público o miedo escénico.

A partir de esta pequeña muestra de todo el enorme surtido de técnicas eficaces de las que dispone la Terapia Breve Estratégica, podemos comprender cómo funciona este enfoque, que procura siempre un equilibrio en la terapia entre una buena comunicación con el paciente, una buena relación y una buena técnica.

La técnica del diario de a bordo para los ataques de pánico

Esta técnica se utiliza para desviar la atención del paciente en el momento del pánico y sigue la estratagema, por tanto, de surcar el mar a espaldas del cielo.

La técnica del contrarritual para el TOC

Esta técnica se utiliza para los rituales reparatorios (orientados al pasado) numerales. Es una técnica que utiliza a su vez la de la ilusión de alternativas, que permite la elección del paciente de renunciar por primera vez a su ritualidad esclavizante. Se corresponde con la estratagema de subir al enemigo al desván y luego retirar la escalera.

La técnica de declarar el perturbante secreto

En este caso, esta técnica es la elegida para el miedo a ruborizarse o sudar en público, el miedo a hacer el ridículo. Se corresponde con la estratagema oriental de mentir diciendo la verdad.

Como puede verse, la Terapia Breve Estratégica es capaz de conseguir con soluciones aparentemente simples, el desbloqueo de patologías importantes y muy limitantes. Sorteando la resistencia del paciente a lo largo de la terapia, consigue la superación del problema presentado en tiempo breve.

Por supuesto, para más información sobre estas técnicas o estas patologías, puedes buscarlas entre los artículos de este blog o bien en los libros de Giorgio Nardone, el creador de este enfoque de Terapia.

(Extraído de la wikipedia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.