¿Qué es la depresión?

Para la terapia breve estratégica, la depresión no es exactamente un estado de tristeza. Se puede estar triste, por ejemplo, debido a la pérdida de un ser querido, y no padecer de depresión, y se puede estar deprimido sin una tristeza evidente. La tristeza, por tanto, no debe ser un indicador de un estado de ánimo depresivo, sino el estado de renuncia, el abandono, el actuar (o dejar de actuar) como si nada tuviese sentido ya. Se trataría de un estado de rendición como modo de vida, por el que el deprimido deja de ser protagonista de su biografía y pasa a ser un mero espectador.

Este estado de rendición puede ser parcial, es decir, en solo algún/os aspectos de la vida (lo relacional, por ejemplo) o total. Frecuentemente, el estado parcial deriva en total.

¿Cómo se trata la depresión según la Terapia Breve Estratégica?

En primer lugar, se aplican varias técnicas creadas específicamente para hacer salir de este estado de rendición. Para ello, se buscará modificar la percepción negativa y derrotista con técnicas de lógica paradójica. Una vez que la persona comienza a recobrar bríos, se aplicarán estrategias que ayuden en la práctica a retomar la vida y reactivar la acción, lo que es fundamental para dotar de sentido a la existencia del deprimido.

Pero además, la terapia tratará de reestructurar y “reorganizar” la creencia o certeza que ha dado lugar al estado de renuncia, puesto que la depresión es la consecuencia de una batalla mental, tras la que la persona se ha rendido. Por ejemplo: “aquello que hice fue imperdonable y ya nada tiene sentido” o “todo me sale mal, para qué vivir”, etc. Es por esta razón que la comunicación persuasiva es especialmente relevante, además de la técnica, en el tratamiento de la depresión.

La depresión, por tanto, está muy ligada a la paranoia, entendida como “certeza” y rigidez en la forma de pensar y de percibir la realidad, y el tratamiento tendrá en cuenta la necesidad de flexibilizar este sistema perceptivo-reactivo del paciente, para mantenerlo en adelante a salvo de la depresión. Así que estamos hablando de una terapia que no es superficial, sino profunda, y con efectos que se prolongan en el tiempo.

¿En qué se diferencia de otras terapias?

  • La terapia no trata de “animar” al paciente o de “zarandearlo” para que valore más su vida, puesto que precisamente estas soluciones frecuentes son errores que empeoran la situación
  • El tratamiento comienza por la modificación de la percepción del paciente (cómo siente la realidad y cómo la interpreta) y no por la modificación de su cognición (sus creencias, lo que piensa de la vida). Por esta razón, la terapia no se convierte en una discusión de ideas como modo de solución, y el tratamiento se abrevia.
  • Las técnicas para tratar la culpa, los pensamientos obsesivos, el dolor, la rabia, el propio estado de renuncia, son siempre específicas, nunca técnicas generales que se apliquen en el tratamiento de cualquier patología. Se diseñaron ad hoc para desactivar el problema concreto, para romper el círculo vicioso de percepción-reacción. Además, se trata de estrategias enfocadas al presente, al aquí y ahora del paciente, y no a su pasado.
  • La comunicación persuasiva y analógica tiene especial relevancia. Este tipo de comunicación sortea la resistencia del paciente e impacta con fuerza en su hemisferio derecho, haciendo más efectivo y breve el tratamiento.
  • El paciente se siente protagonista de su cambio y aprende rudimentos específicos que aplicar cuando aparecen los problemas.

Tratamiento de la depresión en Madrid

NUEVA DIRECCIÓN: Calle del Comercio 3, Escalera 5, Bajo 5 (Metro Menéndez Pelayo)

28007 Madrid (La dirección en el mapa es aproximada)

Tratamiento de la depresión en Málaga

Dónde estoy. Consulta de Málaga

Dónde estoy en Málaga: calle Capitán Marcos García nº 2

29007 Málaga

Principales síntomas de la depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo cuyo principal síntoma es un sentimiento de una tristeza profunda que puede llegar a prolongarse durante varias semanas o meses. De esta manera, la depresión nos causa una sensación tal de infelicidad que puede llegar a ser incapacitante, impidiéndonos realizar actividades o tareas básicas de nuestro día a día.

Asimismo, la depresión produce una sensación de desgana y hastío, consiguiendo que dejemos de disfrutar aquellas actividades que anteriormente nos resultaban placenteras. Además, este trastorno del estado de ánimo también suele a afectar a la capacidad para sociabilizar, de forma que la persona que lo padezca evitará, por lo general, el contacto social y afectivo con familiares y amigos.

No obstante, la depresión no solo afecta a nuestra salud mental, sino que también puede manifestarse en el plano físico.  Por ello, mencionaremos a continuación algunos de los síntomas de la depresión relacionados con la aparición de dolencias físicas:

  • Alteraciones graves en los patrones de sueño o de alimentación
  • Dolor de cabeza
  • Molestias estomacales y articulares
  • Sensación de aturdimiento
  • Falta de concentración y baja agilidad mental
  • Cansancio y lentitud en la ejecución de movimientos corporales.

Si estás experimentado estos u otros síntomas de la depresión, te recomendamos que acudas a un profesional, el cual realizará un seguimiento de tu caso y te enseñará técnicas y estrategias que te ayudarán a sentirse mejor.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la depresión?

La depresión es un trastorno que puede prolongarse mucho en el tiempo si no se acude a un especialista que diseñe un tratamiento personalizado en base a tus circunstancias y características.

De esta manera, la mayoría de los psicólogos y psiquiatras utilizan la psicoterapia u otro tipo de terapias psicológicas para el tratamiento de la depresión. Esto se debe a que estas técnicas ayudan a que el paciente realice un profundo ejercicio de introspección y autodescubrimiento, el cual le ayudará a conocerse mejor y a averiguar qué herramientas son las más útiles para él tanto para controlar como para prevenir episodios depresivos.

No obstante, en los casos en los que el paciente presente pensamientos reiterados relacionados con el suicido o la muerte, así como alteraciones en los patrones del sueño, los especialistas suelen recomendar la combinación de un tratamiento psicológico con uno farmacológico, con la finalidad de que equilibrar los neurotransmisores de nuestro cerebro.

No obstante, el tratamiento farmacológico solo suele aplicarse en los casos más graves de depresión y siempre irá acompañado de sesiones de psicoterapia.

¿Cómo salir de la depresión?

La única manera de salir de la depresión es dando diariamente pequeños pasos que nos ayuden a volver a ser nosotros los que llevamos las riendas de nuestra vida. De esta manera, para superar este trastorno debemos:

  • Mantenernos activos realizando entre 15 y 30 minutos de ejercicio diario
  • Retomar esas actividades lúdicas, sociales y creativas que antes nos reportaban placer y felicidad.
  • Utilizar herramientas para controlar nuestras conductas frente a emociones y pensamientos intrusivos.
  • Cambiar tu manera de pensar por una más realista y racional

A pesar de que todas estas indicaciones puedan parecer sencillas para una persona que no sufre depresión, lo cierto que es que para aquel que padece este trastorno resultan todo un reto, ya que se sienten demasiado agotados tanto física como mentalmente como para realizar actividades y tareas básicas. Por ello, para conseguir salir de la depresión es de vital importancia que pidas ayuda y acudas a un profesional que pueda proporcionarte una atención personalizada y las herramientas necesarias para continuar con tu vida.

Recibe terapia contra la depresión en Madrid

Si crees que padeces de depresión o has estado experimentado durante varias semanas o meses una gran sensación de tristeza que te impide relacionarte con normalidad e incluso realizar tareas sencillas que antes no te suponían ningún esfuerzo o que incluso disfrutabas, te recomiendo que pidas cita para recibir un tratamiento contra la depresión en Madrid.

De esta manera, sometiéndote a mi tratamiento contra la depresión en Madrid conseguirás no solo conocerte mejor a ti mismo y descubrir cuáles son los detonantes de tus episodios depresivos, sino que además aprenderás a prevenirlos, así como a utilizar diferentes técnicas y herramientas que te ayudarán a tomar el control de tus emociones, pensamientos y conductas en el caso de que ya estés sumido en uno.

Si te gustaría recibir un tratamiento para la depresión en Madrid, te animo a que te pongas en contacto conmigo a través de mi página web. Estaré encantada de resolver todas tus dudas y proporcionarte toda la información que necesites.