"Diccionario internacional de psicoterapia"Artículos destacadosOtros trastornosNeurosis y psicosis

Neurosis y psicosis:

  • Neurosis

Término acuñado por W. Cullen en 1769 para describir un trastorno psíquico causado por una afección general del sistema nervioso. Este comprendía la neurastenia (falta de energía) y, en la acepción popular, el agotamiento nervioso.

En los inicios del 1900, con la llegada del psicoanálisis, el término pasa a indicar una patología de tipo psicológico que se forma a causa de una eliminación inconsciente de los instintos y de la falta de superación de la fase edípica infantil, con una gestión disfuncional de sus inmediatas consecuencias.

Según la teoría freudiana, en la base de cada neurosis hay un conflicto no resuelto en la esfera sexual, sin embargo, las neurosis se encuadran desde diversos puntos de vista y son tratadas diferentemente según la lectura psicológica de pertenencia y del modelo psicoterapéutico de referencia.

Se pueden subdividir principalmente en neurosis fóbica, neurosis histérica, neurosis obsesiva y neurosis de ansiedad.

La neurosis se distingue de la psicosis a través de la prueba de realidad, es decir, por la capacidad de analizar la realidad de acuerdo con las creencias y las interpretaciones del ambiente social al que se pertenece.

La neurosis tiene más de una única correspondencia en el plano clínico y las subcategorías dependen de la naturaleza de los síntomas. En la más reciente clasificación psiquiátrica del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, el término se ha eliminado y los trastornos considerados anteriormente como neuróticos ahora se han redefinido y sustituido por otra serie de cuadros clínicos.

Las viejas categorías de las neurosis han sido así redistribuidas entre nuevas y más precisas categorías diagnósticas.

El término, ya obsoleto, se mantiene aun en uso hoy en el lenguaje común para indicar a un individuo afectado por un comportamiento extravagante.

  • Psicosis

Término introducido en 1845 por E. von Feuchterslben con el significado de enfermedad mental o locura. A lo largo del tiempo el término ha recibido definiciones diversas, ninguna de las cuales ha obtenido aún un consenso universal.

En general, indica una grave alteración del equilibrio psíquico del individuo, con compromiso de la prueba de realidad, es decir, de la capacidad de analizar la realidad de acuerdo con las creencias y las interpretaciones del ambiente social al que se pertenece.

También la psicosis, como la neurosis, es incuadrable desde diversos puntos de vista y se trata diferente según la lectura psicológica de pertenencia y del modelo psicoterapéutico de referencia.

Los malestares psicóticos se caracterizan por trastornos de forma del pensamiento (como la alteración del flujo de ideas hasta la fuga de ideas y de los nexos asociativos) y de contenido del pensamiento (ideaciones delirantes y trastornos sensitivo-perceptivos, como alucinaciones auditivas, visuales, olfativas, táctiles y gustativas).

No se han identificado aún con claridad las causas que generan este tipo de trastorno, pero está muy difundida la hipótesis de la concurrencia de factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales.

(Extraído de aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada