"Ayudar a los padres a ayudar a los hijos"Artículos destacadosNiños, trastornos de conducta y familiaOtros trastornoscómo detectar si tu hijo se droga

Existen señales, síntomas y comportamientos que pueden estar indicando un consumo de drogas. Algunos de los comportamientos que señalamos pueden ligarse a un uso esporádico o continuado de sustancias, pero sobre todo en lo que respecta a los cambios de humor es necesario subrayar que estos pueden deberse a condiciones psicológicas sociales y familiares y a la propia adolescencia, periodo en el que los cambios de humor son frecuentes y acompañados de bruscos alejamientos, aislamientos y periodos de tristeza y euforia.

Síntomas físicos

cómo detectar si tu hijo se drogaLos síntomas pueden ser físicos y relacionados con el estado de las pupilas:

  • pequeñas como cabezas de alfileres en el caso de heroína
  • dilatadas de manera acentuada en el caso de la cocaína
  • córneas enrojecidas en el caso del uso reciente de cannabinoides.

Entre los síntomas físicos podemos anotar también:

  • trastornos en el sueño
  • intento de ocultar las señales del uso de jeringuillas llevando siempre camisetas de manga larga
  • problemas respiratorios y pequeñas pérdidas de sangre en la nariz (señal de drogas por vía nasal)
  • pérdida de peso debida a la inapetencia.
Cambios en las costumbres

Pueden darse cambios en las costumbres: quien usa sustancias tiende a hacerlo en grupo, por tanto, se pueden notar cambios respecto a las personas y ambientes que se frecuentan, en las llamadas de teléfono, en la capacidad de relacionarse.

Las dificultades escolares son otra señal a tener en cuenta, porque el uso continuado de sustancias puede provocar dificultad de concentración, escasa continuidad en el estudio y en la frecuencia, un desinterés general respecto a la escuela (…)

Comportamientos violentos

Los comportamientos violentos y los cambios de humor son típicos del uso de cocaína y de otros excitantes. Las explosiones de violencia son inmotivadas y siguen a cuestiones banales e irrelevantes.

Se asiste a una actitud hiperactiva y locuaz que se alterna con una actitud depresiva con tendencia a cerrarse en uno mismo.

Otros comportamientos que acompañan al consumo problemático y masivo de sustancias como heroína y cocaína son el aumento de las peticiones de dinero sin explicar para qué.

A veces la necesidad de recursos económicos conducen a la sustracción de dinero o de objetos de casa. Tal comportamiento puede venir acompañado por chantajes emocionales (“Si no me das dinero…”), violencia verbal, actitud desafiante, además de las señales ya citadas.

Es importante subrayar que en general una o más de estas señales no demuestran en sí la presencia de un grave problema ligado a las drogas; se trata de señales a tener en cuenta, con las que trabajar.

Si bien en algunos casos los padres descubren la situación muy tarde, cuando el consumo ya está avanzado, en muchisimos casos se trata de consumo esporádico. (Coletti, 2008)

(Extraído de aquí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.