"Hartarse, vomitar y torturarse"Trastornos de alimentaciónLos terribles efectos de comer y vomitar

(Diálogo entre Giorgio Nardone y una paciente vomitadora):

T. Las personas que comen y vomitan durante mucho tiempo…tú eres todavía joven y no notas los efectos, pero por lo general tienen la barriga como un acordeón, producen celulitis por todas partes porque de lo que comen solo quedan las toxinas: cuando vomito, vomito todo lo beneficioso, mientras que mi organismo reacciona como un cactus, retiene lo primero que como, es decir, las toxinas, se produce una deformación progresiva del rostro…

P. Creo que ya la tengo…

Si baja el potasio el corazón se bloquea

T. De hecho, empiezas a tenerla, se nota un poco…se te hincha por aquí debajo y aparecen esas gruesas venas terroríficas, la cabeza se alarga y se deforma, ¿entiendes? Por no hablar de los daños menos visibles que sufren el hígado, los riñones y el páncreas, que tienden a comprimirse, y sobre todo el hecho de que la tasa de mortalidad más elevada en los trastornos alimentarios no se da en las personas afectadas de anorexia -esta es la estadística de los ignorantes-, sino entre las que vomitan, porque mueren a causa de un colapso producido por una bajada de potasio.

P. ¿Y cómo se produce esta bajada de potasio?

T. Cuando vomitas produces alcalosis, reduces el potasio en tu organismo, y si se produce una bajada de potasio el corazón se bloquea, ¿entiendes? De modo que eres tú la que ha de decidir qué quieres hacer, ¿de acuerdo?

P. Tengo que hacer estas dos cosas, exactamente una hora después…

T. Corres a vomitar, sin ingerir nada durante esa hora, porque hemos de convertir el placer en tortura, ¿de acuerdo?

P. Y no tengo que saltarme ninguna comida.

T. Muy bien, y tienes que comer en las comidas. (…) Veremos cómo respondes y luego ajustaremos el tiro, ¿de acuerdo?

Nos vemos dentro de dos semanas.

(Extraído de aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada