"Diccionario internacional de psicoterapia"Haciendo "como si"
Haciendo “como si”

Prescripción de psicoterapia utilizada en los enfoques de tipo estratégico, que consiste en pedir al paciente que se comporte, en pequeñas cosas cotidianas, “como si” la percepción de su realidad fuese diferente de como normalmente la experimenta. La técnica se basa sobre la lógica de la creencia y sirve para guiar a la persona al cambio: en primer lugar de los propios comportamientos y, como efecto, de las propias creencias y de la propia percepción de la realidad.

Apuesta de Pascal

Apuesta de Pascal

La idea de que diferentes acciones puedan conducir a la construcción de diferentes realidades perceptivo-emotivas ha sido teorizada por numerosos autores. En el ámbito filosófico basta recordar la famosa apuesta de Pascal, que sugería a los no creyentes que deseaban llegar a la fé que se comportaran “como si” ya creyesen, mediante los rituales habituales de los creyentes, hasta que la fé llegase como efecto.

En el ámbito psicológico Piaget ha demostrado, sobre la base de observaciones precisas, cómo el niño literalmente construye su propia realidad mediante acciones explorativas, más que formarse una imagen del mundo mediante sus percepciones y después actuar en consecuencia.

Apuesta de PascalPero ha sido el filósofo alemán Vaihinger quien ha dado una formulación clara y articulada de esta teoría (1911) a través de innumerables ejemplos de cómo los seres humanos operan siempre mediante supuestos no probados y no probables (los “como si”) que conducen a resultados concretos.

LA PRIMERA FORMULACIÓN DE LA TÉCNICA DEL COMO SI

Nacida en el modelo estratégico, la primera formulación de la técnica del como si en psicoterapia se debe a P. Watzlawick. Consiste en guiar a la persona a introducir en lo que hace en el curso de su jornada un cambio mínimo que genere, gradualmente, un efecto avalancha. Haciendo inicialmente cambiar una vez al día, en una situación aparentemente sin importancia, la actitud que conduce a la persona a una construcción disfuncional de la realidad, se provoca una concreta experiencia emocional correctiva que podrá ser fácilmente incrementada aumentando las acciones y las actitudes “como si” del paciente, hasta la construcción de una nueva realidad funcional que sustituirá a la precedente. Iniciando un sutil proceso de autoengaño estratégico, el “como si” crea una realidad inventada que, explotando con fines terapéuticos el conocido fenómeno de la profecía que se autorrealiza, permite a la persona modificar la propia percepción de la realidad.

(Extraído de aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada