"El cambio estratégico"Miedos, fobias y pánicoMiedo al terrorismo: un caso fóbico-obsesivo

PACIENTE: Me ha aconsejado venir aquí con vosotros F. Sufro de un malestar. Últimamente he visto que se manifiesta de manera más aguda. (…) Por ejemplo, la última crisis, llamémosla así, que es la que me ha decidido acudir al doctor F., respecto al Isis, la amenaza a Italia. Me he dado cuenta de que esta situación ha generado en mí como un…digamos una fijación. Lo que me ha preocupado es que he empezado a poner en práctica una serie de comportamientos con los que excluyo todo aquello que pudiese recordarme el tema: he dejado de ver el telediario. Me he dado cuenta de que en casa estoy siempre tenso, cualquier ruido me perturba, lo que en definitiva, viviendo con tres hijos…O cuando estoy fuera vivo en un estado de hipervigilancia respecto a los demás, sobre todo si se trata de extranjeros, por ello he pensado que quizás necesito ayuda. (…)

TERAPEUTA: Para ser claros, estas fobias que se han desencadenado por la alarma terrorista, ¿es la primera fobia de tu vida o ya habías tenido otras?

P. Sí, sí, he tenido otras, esta es solo la última.

T. La última de la serie.

P. Exactamente

T. ¿Las anterior han venido y se han ido espontáneamente o has tenido que hacer intervenciones, otras terapias?

P. No, se han ido espontáneamente.

En el momento en el que llega la noticia he tratado de evitar mirarla, entonces es más dañino.T. Esta es la que te ha agredido de forma más intensa.

P. Exactamente (…)

T. Y si no he comprendido mal, tu modo de defenderte es: no quiero ver, no quiero saber. (…) Como el avestruz que mete la cabeza bajo la arena, no quiere ver al león llegar.

P. (se ríe) ¡Exacto, exacto!

T. Bien, por tanto nada de periódicos, telediarios, radio. Y si por casualidad escuchas las noticias te vas.

P. (asintiendo) ¡Perfecto!

T. Ok, ¿y esto te ha hecho estar mejor o te ha hecho sentirte peor?

P. No, me hace vivir, digamos, ignoro el problema como si no existiese. Pero en el momento en el que llega la noticia inevitablemente y yo he tratado de evitar mirarla, entonces es más…

T. Entonces es más dañino.

P….es más dañino, ¡exactamente! (…)

T. ¿Cuando estás conectado las noticias te llegan? 140 cristianos asesinados ayer…¡llega por fuerza!

P. Exactamente, sí, sí, sí!

¡No es la solución!

¡No es la solución!

T. Llega por fuerza, tu no la quieres escuchar pero…

P. Pero es inevitable. (…)

T. Por tanto el evitamiento…

P. ¡No es la solución!

T. De hecho , has dicho antes lo más importante. El hecho de que tu metas la cabeza bajo la arena, ignorando, en el momento parece que te ayuda, pero cuando sacas la cabeza y ves el león, el terror es mucho más grande. (…) El monstruo se hace aún más grande, ¡la fantasía trabaja mucho más que la realidad! Así que tenemos dos buenos motivos para decir que tu solución intentada es disfuncional. (…) Por tanto, ¿qué debemos hacer?

P. ¿Afrontarlo?

T. No de golpe, a pequeñas dosis…¿no?(…) Es como el veneno, para inmunizarse se necesita tomar pequeñas dosis al día. (…) La dosis ideal sería…tú tienes el ordenador delante de los ojos cuando trabajas, entonces a la hora en punto, a las ocho, a las nueve, a las diez, conéctate durante dos minutos, busca información, obviamente sobre todo lo que más te asuste, por tanto Isis, Al Qaeda, Boko Haram, etc. (…) Luego, a la hora siguiente, dos minutos y te sales…dos minutos y te sales…¿ok? A pequeñas dosis, ¿de acuerdo? Nos vemos en tres semanas. (…)

Gracias al diálogo así sabiamente conducido, el terapeuta induce una fuerte experiencia emocional correctiva en el paciente, que descubre  que lo que ha puesto en práctica hasta el momento en el intento de encontrar una solución –la evitación– es lo que hace perdurar y agravar su sufrimiento. Una vez producida esta experiencia fundamental de rotura perceptivo-emotiva, es el paciente mismo el que identifica el camino para restablecer su propio bienestar. Gracias a ello, el acuerdo sobre la prescripción final del terapeuta se convierte en la consecuencia directa del cambio perceptivo sobrevenido en el curso de la sesión.

 

"Il cambiamento strategico"

(Extraído de aquí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada