"La terapia de los ataques de pánico"Artículos destacadosMiedos, fobias y pánicoFobia al vacío: el mapa de los límites

Paciente: El problema que me ha traído hasta aquí es que creo que tengo ataques de pánico, y lo descubrí hace años por casualidad subiendo al Duomo de Milán. En un momento dado me quedé bloqueada, no podía avanzar ni retroceder, es decir, aparentemente estaba consciente, pero físicamente bloqueada (…) En los últimos tiempos me ocurre más a menudo. El mayor problema lo tengo, por ejemplo, en los centro comerciales cuando he de bajar por las escaleras mecánicas. Si son muy empinadas, aunque sean cortas, tengo esa sensación y me bloqueo; entonces busco el ascensor u otra vía alternativa si es que la hay. Empieza a ser un problema no menor, en el sentido de que puedo prescindir del Duomo de Milán, pero del centro comercial… (…)

Terapeuta: Resumiendo para comprobar si lo hemos entendido: usted viene aquí con un problema, y este problema se relaciona con la altura cuando se encuentra en un lugar en el que ve el vacío, ¿es correcto?

P: Sí, tengo miedo de desmayarme y caer al vacío (…)

T: Vamos a intentar bloquear el desarrollo del problema. Disponemos de buenas estrategias para ayudarla (…), le daremos indicaciones que deberá cumplir (…) Bien, empecemos (…)

El mapa de los límites

Le propongo una especie de observación detallada de las situaciones en las que se siente en peligro. No quiero que vaya a ponerse a prueba, no; lo único que pretendo es que explore en su ciudad, a modo de hipótesis, en qué situación se podría presentar el problema. Vaya a ese lugar, acérquese a esa situación pero sin ponerse a prueba, y compruebe las situaciones que le crean problemas.

En otras palabras, quiero que confeccione una especie de mapa de sus límites y que los clasifique, ¿de acuerdo? Del límite más importante al más insignificante. Por ejemplo, va a un supermercado y se pregunta: veamos si aquella escalera mecánica me crea problemas. Va a un edificio con escaleras: veamos si esto me crea problemas. Se asoma a una terraza: veamos si esto me crea problemas. Es decir, queremos un mapa preciso porque esto nos ayudará a seleccionar las técnicas más adecuadas para usted, ¿ok? (…)

Segunda sesión para la fobia al vacío

T: ¿Cómo han ido las cosas?

P: He hecho dos experimentos interesantes, en el sentido de que el domingo pasado subí a la colina de mi ciudad, donde hay un castillo del siglo XIII (…) Recorrí todos los rincones, los más cercanos a las cuatro torres para ver si asomándome a las barandillas –no hay peligro de resbalar, está todo protegido– quería saber si la sensación aparecía. ¡Y sinceramente no apareció!

Al pedirle que nos trajera a la siguiente sesión un mapa detallado de sus límites e insistiendo varias veces en que no queríamos que se expusiera a sus miedos, activamos una conducta de contraevitación terapéutica, realizada sin la vivencia de amenaza que habría estado presente inevitablemente si le hubiéramos indicado con un lenguaje racional y explicativo que fuera al encuentro de las situaciones temidas por ella.

Al buscar los propios límites, pero con la tranquilidad de no tener que superarlos, la paciente vivió una primera experiencia emocional correctiva, es decir, por primera vez se enfrentó sola a algo que consideraba espantoso sin experimentar la emoción esperada del miedo y las sensaciones que la conducen al pánico.

En el lenguaje de las estratagemas, hemos surcado el mar sin que el cielo lo sepa, pretendiendo al mismo tiempo modificar la percepción y la creencia errónea de lo que se consideraba insuperable.

P: En cambio, a mitad de semana fui a Milán (…) Un poquito de ansiedad (…) me acerqué, miré…no, no, esto no es para mí, y me di media vuelta.

T: Bien, así que hemos encontrado un límite (…)

P: Sinceramente, solo he encontrado este.

A través de la indicación, la paciente por primera vez ha descubierto cuáles son las situaciones reales que la incapacitan, y no las imaginadas, fruto de la percepción fóbica patológica. Estas se convertirán en los próximos objetivos terapéuticos acordados, que serán monitorizados en las siguientes sesiones hasta su total consecución.

(Extraído de aquí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.