"El miedo a las enfermedades"HipocondríaTerapia Breve Estratégica

A diferencia de la forma más generalizada y clásica de hipocondría, en las fobias hipocondríacas el objeto del miedo es casi siempre estable y definido: se modifica poco en el tiempo y es relativo a enfermedades bien delineadas.

Por lo demás, el concepto mismo de “fobia” implica una cierta especificidad porque la realidad que asusta es con frecuencia circunscrita, precisa y claramente identificable. Por ejemplo, entre las fobias no hipocondríacas podemos citar el miedo a algunos animales (reptiles, insectos, perros, gatos), de una situación específica (volar, el ascensor), de un ambiente natural (el agua, la altura, los temporales). La característica que tienen en común las distintas fobias es la tendencia a la evitación: esto vale también para las fobias hipocondríacas que se caracterizan por comportamientos de precaución y evitamiento activo. (…)

En nuestra clasificación, la hipocondría evitante está representada por miedos bien estructurados ligados con las enfermedades y el mundo médico, asociados a fuertes comportamientos de evitamiento y precaución. Es así que la persona evita visitas, extracciones y operaciones médicas por miedo a descubrir una enfermedad, o bien evita situaciones específicas, como por ejemplo los baños públicos por miedo a infectarse de virus o bacterias, o los lugares de aspecto médico donde son presentes potenciales pacientes contagiosos, o viajes a determinados países por el riesgo de epidemias, pero también comportamientos sociales aparentemente inocuos como estrechar la mano, etc.

(Extraído de aquí)

Publicaciones relacionadas


Milton Erickson y el niño con asma A Erickson le trajeron un niño de doce años que sufría asma crónica. El niño tenía que llevar un inhalador consigo en todo momento. Cuando Erickson se puso a hablar con el niño, se dio cuenta del gran número de veces que utilizaba su inhalador para poder respirar con facilidad. El niño estaba obviamente inquieto. Erickson le preguntó amablemente: ...
Prescripción para un caso fóbico-obsesivo: miedo al terrorismo PACIENTE: Me ha aconsejado venir aquí con vosotros F. Sufro de un malestar. Últimamente he visto que se manifiesta de manera más aguda. (...) Por ejemplo, la última crisis, llamémosla así, que es la que me ha decidido acudir al doctor F., respecto al Isis, la amenaza a Italia. Me he dado cuenta de que esta situación ha generado en mí como un...diga...
Un caso de TOC: fobia a los excrementos Se presenta un joven con fobia a los excrementos, incluso a los propios. Ha empezado a poner en práctica los habituales procedimientos tranquilizadores: evitar cualquier contacto posible con los excrementos, lavarse cada vez que tiene dudas de haberse ensuciado. La limpieza es tan profunda y agresiva que el paciente se ha producido una herida en el...
Zoofobia: el miedo a los animales La zoofobia, como nos explica Giorgio Nardone en su libro "No hay noche que no vea el día", es el miedo exasperado hasta el pánico activado por el encuentro de ciertos animales, y representa la expresión más clara de la evolución de las fobias como consecuencia de los cambios socioambientales. Esta categoría de miedo era seguramente una de las más...
Dismorfofobia: miedo al propio aspecto físico La dismorfofobia, es decir, el miedo obsesivo al propio aspecto físico, es un trastorno con el mismo sistema perceptivo-reactivo que los demás trastornos fóbicos obsesivos. La persona se concentra y obsesiona en un defecto, en alguna particularidad física, y a partir de entonces vive absolutamente atormentada, evitando ver su imagen en el espejo y...
Patofobia en forma de cardiofobia: el diario del corazón Los mismos principios terapéuticos del check-up hipocondríaco son aplicables a la prescripción del diario del corazón (Nardone y Watzlawick, 1990; Watzlawick y Nardone, 1997). En este caso  el monitoreo se focaliza en el corazón, y en particular en la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Por supuesto, el diario del corazón es una prescripción...
No me fío de mi corazón: un caso de patofobia La patofobia, así definida en el modelo de psicoterapia breve estratégica, representa en los últimos decenios una de las más recurrentes formas de trastorno fóbico-obsesivo que involucra tanto al médico como al psicoterapeuta, en cuanto que los pacientes al principio quieren ser tranquilizados y luego ayudados para superar el trastorno. Esta danza...
Hipocondría y patofobia: el síndrome del mal oscuro La persona afectada por la hipocondría vive preocupada constantemente por su salud.  Aterrorizada por la posibilidad de padecer alguna enfermedad, trata de controlarla y pone en marcha una serie de rituales que solo consiguen empeorar la situación, hasta el punto de que el miedo y la sospecha de padecer una enfermedad se convierten en la certeza an...
La angustia de las decisiones: estrategias "Huye del león, se encuentra con el oso, entra en casa, apoya la mano en la pared y le muerde la culebra"   El libro bíblico de Amós describe a la perfección la condición del angustiado, aquel que trata de huir inútilmente de una condena inevitable, mientras que para gestionar la angustia sin que ésta le supere no tiene más que actuar de man...
Milton Erickson: problemas en el avión La señora Erickson recordó una ocasión cuando Erickson realizó psicoterapia en una situación social. Estaban en un aeroplano donde los asientos se miraban unos a otros. El hombre frente a ellos cayó en la cuenta de que Erickson era un psiquiatra bien conocido. La señora Erickson contó: "Él mencionó con timidez total y respetuosamente que no estaba...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada