Historias curativasLa importancia de insistir

La importancia de insistir

Unos investigadores cogieron varios ratoncitos y los echaron en un balde con las paredes altas y lisas, de modo que era imposible trepar por ellas. Querían calcular cuánto tiempo resistirían sin ahogarse. Al cabo de 45 minutos, los ratones, cansados y desesperados, dejaron de nadar y se dejaron ir al fondo. Entonces, los investigadores los agarraron por el rabo y los pusieron a secar sanos y salvos en su gabinete.

Repitieron el experimento dos semanas después, esta vez con dos baldecitos. En uno se sumergieron los mismos ratones, los que ya habían sido salvados. En el otro, ratones nuevos. Los investigadores querían ver si los dos grupos se comportaban de forma distinta. Mientras tanto, los ratones nadaban y nadaban sin parar.

Al cabo de 45 minutos, los ratones nuevos se dieron por vencidos, arriesgándose a ahogarse. En cambio, los otros se mantuvieron a flote durante una hora y media.

Explicación de la historia

No hay que rendirse nunca ante las primeras dificultades. Los recursos que poseemos son superiores a los que creemos tener. Demuestra la importancia de insistir.

Esta historia también destaca la importancia de las expectativas en nuestros resultados. Si previamente tenemos una idea de nosotros mismos, de nuestra capacidad, generamos una profecía negativa que se termina por confirmar cuando se introduce la acción.

Esta historia curativa sobre la importancia de insistir puede ser muy útil en casos de baja autoestima y para el tratamiento de la depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.