Historias curativas: el mito de Narciso