Estratagemas orientalesHistorias curativasmatar a la serpiente

Matar a la serpiente:

“-Si alguien se acerca a ti con un regalo y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo?- preguntó el sabio samurái

-A quien intentó entregármelo -respondió uno de los discípulos

-Pues lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos -dijo el maestro-cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo”.

Una explicación de la estratagema

Matar a la serpiente con su propio veneno es una de las más importantes estratagemas orientales que utiliza la Terapia Breve Estratégica para diseñar estrategias y técnicas, sobre todo en el caso del bullying y la paranoia. En ocasiones se suele confundir la estrategia con lo que podríamos llamar un “mata a la serpiente con tu veneno”, lo que supone un error estratégico importante, una “torpeza” estratégica que arrebata el poder al que ataca y se muestra débil.

El paciente descubre que con esta técnica demuestra una verdadera superioridad al adversario, al no darse por aludido en su intento de ataque. Le transmite un mensaje fundamental para desarmar al enemigo: si quieres hacerme daño vas a tener que esforzarte más, porque no consigues perturbarme.

La serpiente saca su veneno pero jamás llega a su destino, por inaccesible, así que vuelve al lugar de donde salió. Esta estratagema está emparentada con la de “vencir al enemigo sin combatir”, la estratagema de las estratagemas del arte de la guerra.

Si quieres saber más sobre las estratagemas orientales fundamentales para la Terapia Breve Estratégica, haz click aquí

Para leer los artículos extraídos del libro “El arte de la estratagema” haz click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.