Niños, trastornos de conducta y familiaTrastornos psicológicos

Las formas y tipos de premios y castigos a los que recurren los padres con la esperanza de lograr que los hijos sigan el camino correcto son variados. Los más comunes son: regalos por haber sacado buenas notas, prohibiciones de salir o de utilizar videojuegos y ordenadores, requisar el móvil o prohibir el uso de Facebook, etc.

¿Por qué razón esta estrategia resulta totalmente ineficaz en este contexto? Porque se subestima el hecho de que en este caso no es importante el comportamiento como tal sino su función: experimentar y crear autonomía e independencia. El premio que se recibe por haber ordenado la habitación funciona con el niño, para el que ordenar o no la habitación no tiene ningún significado especial, mientras que para el adolescente la acción tiene un significado, el de expresar su autonomía y su distanciamiento de las figuras paternas. De modo que si los padres imponen un castigo por un determinado comportamiento (no haber ordenado la habitación), el castigo puede confirmar que ese comportamiento es correcto, precisamente porque no es el deseado  por sus padres.

Devolverles la responsabilidad

La adolescencia exige poner en tela de juicio la figura de los padres, partir de esta premisa permite a los padres anticipar las posturas provocadoras y críticas del hijo, sin que los pillen desprevenidos y sin correr el riesgo de perder los estribos.

Sin embargo, cuando se supera el límite de la crítica o de la oposición tolerable, el progenitor ha de mantener el control y la jerarquía mediante una postura firme y decidida. Si no son los padres los que guían sino el hijo, toda la familia se equivocará.

La estrategia de los premios y de los castigos se sustituye por la de la consecuencia inevitable, esto es, se pasa de la idea de que el progenitor es árbitro del comportamiento a la idea de que el muchacho es responsable de las consecuencias de sus propios actos. Con palabras de Kierkegaard: “Estamos condenados a ser libres“, a elegir y ser responsables de nuestras decisiones y nuestros errores.

Eso significa devolver la responsabilidad de sus decisiones al muchacho y estar dispuestos a correr el riesgo de que se equivoque, porque solo así podemos ofrecerle la posibilidad de convertirse en un adulto responsable capaz de elegir y de corregir sus decisiones si es necesario.

Para más información lee "Ayudar a los padres a ayudar a los hijos. Problemas y soluciones para el ciclo de 
la vida" de Giorgio Nardone.

Publicaciones relacionadas


La muerte de un progenitor durante la adolescencia La muerte de un padre es un golpe tan fuerte y a veces imprevisto que muchas veces el adolescente en un primer momento puede adoptar una postura incluso de indiferencia ante tal hecho. "Si bien es cierto que todas las muertes se viven como injustas, las muertes traumáticas repentinas, ante las que por definición no se puede estar preparado, evident...
Escuela de Milán: el ritual familiar Una táctica terapéutica ideada por nosotros y que se ha revelado muy eficaz es la de prescribir un ritual a la familia. Pueden ser rituales para ejecutarse una sola vez o bien repetitivos. Entre los rituales familiares que hemos descrito hasta ahora y que han tenido resultados sorprendentes presentamos aquí uno de manera detallada porque tuvo por ...
Erickson educando a sus hijos: no tengo por qué hacerlo Un domingo, todos en la familia estábamos leyendo el periódico, cuando de pronto Kristi (que tenía entonces dos años) se acercó a su madre, le arrancó el periódico de las manos y lo tiró al piso. Su madre le dijo: "Kristi, eso que hiciste no está bien. Recoge el periódico y devuélveselo a tu madre. Dile que le pides perdón." "No tengo por qué hace...
Cloe Madanes: arrepentimiento y reparación en casos de abuso sexual   El problema del incesto y el abuso sexual ha alcanzado proporciones críticas en nuestra sociedad. Ningún terapeuta puede evitar que lleguen a él agresores o víctimas. Ante la necesidad hemos desarrollado un enfoque estándar que intenta asegurar que cese el daño y que las sesiones de terapia sean realmente terapéuticas. El método consta de 1...
Cómo interrumpir las soluciones intentadas de los padres En los casos nada raros en los que los padres, dándose cuenta de que empeoran la situación, no consiguen salir de sus círculos viciosos, es necesario intervenir con prescripciones más directas (a la del cómo empeorar, se refiere). Frecuentemente sucede que los padres deban solucionar sus propias dificultades personales (miedo, ansiedad, catastrofi...
Cómo convertirnos en padres de nuestros padres y acompañarlos hasta el final Una prerrogativa ineludible de esta edad evolutiva de la familia está representada por el gradual cambio de roles entre los padres que envejecen y se debilitan, o enferman gravemente, y el hijo adulto que debe asumir su cuidado. El hijo se transforma gradualmente en el padre de sus propios padres. Este proceso evolutivo, que en el pasado sucedía de...
Mark Beyebach: hablar a los hijos en lugar de actuar La amenaza Si hubiera que realizar un ranking de las pautas de crianza ineficaz más populares esta ocuparía sin duda el primer puesto. Los padres tenemos una capacidad asombrosa para pronunciar amenazas que en realidad sabemos que no vamos a cumplir: "O dejas a tu hermano en paz o te vas a enterar" "Como no entres ahora mismo te quedas sin Ninte...
Escuela de Palo Alto: sabotaje benévolo como solución a la crisis entre padres e hijos Se trata de una intervención eficaz en el tratamiento de otra típica y monótona crisis que se da entre padres y sus hijos menores de edad y rebeldes (si bien es también aplicable a otras situaciones en las que una de las partes se esfuerza intensa pero inútilmente por ejercer algún control sobre el comportamiento de la otra). En la mayoría de los c...
Adolescentes violentos: desarme unilateral Un caso considerado imposible Acudieron a la consulta los padres con el hijo, un muchacho alto y grueso, que hacía tiempo estaba en tratamiento farmacologico por un diagnostico de trastorno de personalidad borderline, pero que nunca había recibido tratamiento psicológico. Un caso considerado imposible por diferentes y notables terapeutas, que se h...
Suicidio y parasuicidio en adolescentes "El suicidio demuestra que en la vida hay males peores que la muerte" Francesco Orestano (Pensieri, 23) El acto o intento de quitarse la vida La forma extrema de autoviolencia en los adolescentes es el acto o el intento de quitarse la vida. Detrás de un acto tan extremo realizado en la flor de la vida, ¿está siempre el deseo de morir o se esco...

1 comentario

  1. Conozco una persona (Mujer de 35 años) que manifiesta regularmente su gran preocupacion por su soledad. Hace un año manifestaba, la necesidad de morir como solucion y como hacerlo.
    Quisiera ayudarla, ante todo, conservando mi autonomia e independencia.
    Que podria hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada