Historias curativaslo que hacemos determina

 La historia del hombre que aplaudía a los elefantes (lo que hacemos determina lo que creemos):

Un señor que vivía en una gran ciudad se pasaba todo el día aplaudiendo abrupta y sistemáticamente cada veinte minutos. En una oportunidad, un vecino curioso e intrigado por semejante conducta excéntrica le preguntó acerca de la razón de sus aplausos.

Al interrogarle de manera tan directa sobre la razón de su extraño comportamiento replicó: “Esta técnica me sirve para espantar a los elefantes”

Su interlocutor sorprendido le cuestionó: “¿Elefantes?, pero si no hay ningún elefante aquí” 

A lo que el hombre respondió: “Ve usted…¡mi técnica es efectiva!”

Esta historia nos hace ver que creemos en algo porque actuamos como si existiera: ¡lo que hacemos determina lo que creemos! Es muy útil aplicarla en los trastornos obsesivos compulsivos, para hacerle ver al paciente que cuanto más repite un ritual más aumentará su creencia de base y su miedo y más necesitará repetirlo, en un círculo vicioso que encadena y esclaviza. Esta historia proporciona un nuevo punto de vista con el que partir, que alentará al paciente a acoger la prescripción oportuna subsiguiente para liberarse del síntoma.

Puedes leer más sobre tipo de rituales y su tratamiento, así como los trastornos obsesivos compulsivos o TOC en el siguiente enlace

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.