Mis artículosTOC y compulsiones placenterasTrastornos psicológicosTrastornos sexuales y de pareja

 

El sexo fácil y rápido es accesible para todos a través de internet, permitiendo una tipología de relación sexual suceptible de generar una fuerte dependencia. La mayor parte de los adictos al cibersexo son hombres, casados y/o separados, que pasan en torno  a 11-35 horas a la semana atrapados frente al ordenador. También es elevado el número de adolescentes que caen en las redes, tras un primer contacto con la finalidad de satisfacer alguna fantasía sexual o por mera curiosidad.

Signos clínicos del adicto al cibersexo

Según Young (2001), los signos clínicos del dependiente del cibersexo son los siguientes:

  • Emplea mucho tiempo en los chat-room y mensajería privada solo para encontrar temas referentes al sexo o para encontrar una pareja sexual
  • Utiliza frecuentemente la comunicación anónima para expresar fantasías sexuales atípicas, que no haría jamás públicas en la vida real.
  • Procrastina la excitación o la gratificación sexual
  • Alterna material del cibersexo al sexo a través del teléfono
  • Esconde sus interacciones sexuales a los demás
  • Siente culpa o vergüenza por el uso que hace de la red
  • Inicialmente se excita cuando se encuentra por casualidad material cibersexual y luego lo investiga activamente
  • Se masturba durante el chat erótico
  • Considera el cibersexo como la forma primaria de gratificación sexual, reduciendo la frecuentación con la pareja real

El dependiente encuentra en el cibersexo una serie de ventajas innegables:

  • En internet no se siente juzgado. Se libra de la timidez y de los límites de su personalidad (que puede quedar encubierta)
  • Puede elegir entre muchas más posibilidades que en la vida real
  • Puede escapar del aburrimiento y monotonía de la relación con su pareja o simplemente de la soledad o la responsabilidad de una relación real (compromiso, hijos, etc)
  • Consigue sentirse importante, más capaz y con más poder. Incluso puede actuar de manera prepotente o como un verdadero verdugo, debido a que la distancia atenúa la humanidad e impide sentir el dolor del otro .

De hecho el cyber-bulling es ya un fenómeno en crecimiento constante.

Una jaula protectora

El ciberdependiente encuentra así un medio para idealizar a los otros y a sí mismo. Y de esta manera cierra la puerta de la jaula protectora en la que se aprisiona. Porque paradójicamente acaba por sentirse cada vez más incapaz, solo y víctima de una ilusión. La zona de confort creada, un verdadero espejismo, acaba por limitar más aún, puesto que el evitamiento de lo real solo hace aumentar el miedo y la propia necesidad de evitar. Lo que hace crecer la ilusión del control de las relaciones hace aumentar paralelamente la incapacidad para llevarlas a cabo. Conforme aumentan las relaciones sexuales virtuales se disminuyen las posibilidades de relación satisfactoria con la pareja, por condicionamientos físicos y no solo ya psicológicos. Cuando las relaciones con la pareja, la familia o los amigos se convierten en secundarias, se llega a la inestabilidad conyugal, afectiva, familiar, social, laboral, etc

Terapia para el cibersexo

El modelo de Terapia Breve Estratégica actúa con el cibersexo como con cualquier compulsión basada en el placer, es decir, prescribiendo la propia perversión de manera ritual (lo que llamamos “ritualizar el ritual”) para cortocircuitarla y erradicarla, siguiendo una antigua estrategia de la sabiduría china que dice que para enderezar una situación primero hay que aprender todas las maneras de retorcerla aun más. Y teniendo muy en cuenta el consejo del célebre Oscar Wilde:“la única manera de librarse de una tentación es caer en ella”, al que solo añadimos “con control”, el control que imprimen las pautas para la ritualización de la propia compulsión.

Infórmate más en “Le nuove dipendenze. Riconoscerle, capirle e superarle” de Claudette Portelli y Mateo Papantuono y “Perversiones en la red” de Giorgio Nardone.

Publicaciones relacionadas


La técnica del contrarritual para el Trastorno Obsesivo Compulsivo Instrumento clave de la psicoterapia breve estratégica modelo Nardone para el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Este trastorno es una condición que se manifiesta de varias formas, con comportamientos o pensamientos repetitivos con los que se trata de neutralizar una obsesión. El contrarritual consiste en una serie de acciones o p...
Un caso de TOC: fobia a los excrementos Se presenta un joven con fobia a los excrementos, incluso a los propios. Ha empezado a poner en práctica los habituales procedimientos tranquilizadores: evitar cualquier contacto posible con los excrementos, lavarse cada vez que tiene dudas de haberse ensuciado. La limpieza es tan profunda y agresiva que el paciente se ha producido una herida en el...
Paul Watzlawick: luchar contra la tentación Hemos visto que en los métodos en los que los individuos tienen que luchar contra la tentación de tomar lo que sea que les preocupa (bebidas alcohólicas, caramelos y otros dulces "prohibidos", drogas de la calle), estos en general al final acaban cediendo. Hemos especulado que la acción aparentemente tan sencilla de luchar con la tentación tiende a...
Chat-manía: la dependencia de las relaciones virtuales Acudió a nosotros una mujer joven con un bebé plácidamente dormido en su cochecito, ignorante por suerte del drama familiar que se estaba consumando entre sus padres. En efecto, la joven madre expuso una situación muy difícil. Desde hacia algunos meses su marido se pasaba noches enteras y buena parte del día chateando dentro de grupos sobre las ins...
Una compulsión extravagante: la blasfemia más ofensiva Un colega psiquiatra-psicoterapeuta me llama para fijar una cita urgente. Se siente aplastado por el peso de una compulsión irrefrenable que ha anulado totalmente su vida. Cuando nos vemos me cuenta que desde hace dos años se le ha ido consolidando una fijación: cuál puede ser la mayor blasfemia, la más ofensiva, la más radical, la más extrema…Ade...
Compulsiones placenteras: si quieres hacerlo, hazlo mejor Una mujer distinguida, muy elegante y decididamente perfumada entró en mi consulta con paso leve, como una bailarina, se sentó mientras se quitaba el precioso sombrero y los largos guantes como una perfecta diva; después, mirándome con dulzura expuso su problema. -Doctor, estoy aquí porque me han hablado bien de usted... A lo que inmediatamente r...
Trastorno obsesivo compulsivo (TOC): la mente prisionera El TOC La trampa mental representada por el trastorno obsesivo compulsivo no es solo una de las más engañosas entre las diferentes formas de trastorno psíquico y conductual, sino también una de las más resistentes al cambio terapéutico, sea farmacológico o psicoterapeutico. Esto resulta evidente a la luz  de la estructura lógica no ordinaria y a v...
Trastorno obsesivo compulsivo en niños Sin duda el problema que en esta franja de edad (6-11 años) crea más temores y dificultades tanto a los padres como al niño, y que tiende a estructurarse ya como una propia y verdadera psicopatología, es el trastorno obsesivo compulsivo. El niño pone en marcha compulsivamente rituales, que pueden ser acciones, fórmulas mentales, cantinelas verbales...
Compulsiones basadas en el placer Las compulsiones basadas en el placer presentan una estructura muy similar a la de las obsesiones compulsivas del TOC (irrefrenables, inevitables, ritualizadas, esclavizantes). Pero a diferencia de ellas, en las que la realidad se vive como temible o peligrosa, no tenemos de base una fobia sino la búsqueda desenfrenada de placer. Y es justamente po...
El acumulador infatigable Entre las formas de TOC, la definida como hoarding, o la irrefrenable compulsión a guardar y retener los objetos sin tirarlos nunca, está seguramente entre las más bizarras y repulsivas: el sujeto conserva obsesivamente de todo, desde la basura a las propias heces, o cualquier objeto del que por cualquier motivo no puede separarse. No hay de hecho ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada