Palo Alto: la confirmación de las sospechas del acusador mediante la autodefensa