Aforismo: pobres y ricos