Artículos con vídeoArtículos destacadosMiedos, fobias y pánicoAgorafobia y claustrofobia

El trastorno de pánico puede venir acompañado de agorafobia y/o de claustrofobia.

La agorafobia es el miedo a alejarse solo de los lugares (o personas) en los que se considera que se está a salvo, por miedo a que sobrevenga un ataque de pánico.

La claustrofobia es el miedo a quedar “atrapado” en lugares o situaciones donde puedan aparecer las reacciones de ansiedad y pánico.

En ambos casos se trata de una extensión del “miedo al miedo” habitual del trastorno de pánico, en el que se padece un temor a percibirse las reacciones de ansiedad que desencadenan el pánico. Como los ataques de pánico pueden ser imprevisibles y desencadenarse en cualquier situación, el que padece de este temor a verse desbordado por el pánico camina permanentemente como por un campo de minas.

En realidad, no hay ningún lugar donde uno pueda estar a salvo, es solo una ilusión para el agorafóbico o claustrofóbico. La única posibilidad de salvación reside en desarrollar la capacidad de mirar al miedo a la cara para hacerlo desaparecer con la técnica de La Peor Fantasía.

“El miedo mirado a la cara se convierte en valor, el miedo evitado se convierte en pánico”

El ataque de pánico, la agorafobia y la claustrofobia explicadas por Alicia García Aguiar y su tratamiento según la TBE de Giorgio Nardone.

Para ver el resto de vídeos publicados por la Psicóloga Oficial Alicia Garcia Aguiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada