Comparación con otros modelos de terapiaMis artículos

Las prescripciones de comportamiento (los ejercicios que el terapeuta manda realizar al paciente) pueden dividirse esquemáticamente en tres tipologías:

PRESCRIPCIONES DIRECTAS:

Son aquella clase de indicaciones directas y claras de acciones que hay que hacer y que tienden a la resolución del problema presentado o al logro de uno de los progresivos objetivos del cambio. Este tipo de intervención es útil cuando se trata de personas muy colaboradoras y que oponen escasa resistencia al cambio, para las que resulta suficiente darles la clave de la resolución del problema, prescribiéndoles la manera de comportarse frente a la situación problemática para que logren desactivar los mecanismos que la mantienen operante.

Tomemos como ejemplo el caso de marido y mujer que no paran de discutir (…),

Con las mejores intenciones cada cual pretende corregir los presuntos errores en la conducta del otro. (…) Si uno de los cónyuges parece más colaborador, será suficiente para disminuir el juego sin fin de las correcciones y las contracorrecciones, explicar con claridad la situación a la persona y encomendarle la tarea de romper la cadena quedándose sin reacciones de oposición frente a las conductas correctivas del cónyuge, o hasta dándole la razón. (…)

PRESCRIPCIONES INDIRECTAS:

Son aquellas imposiciones de comportamiento que enmascaran su verdadero objetivo, es decir, mediante ellas se prescribe hacer algo con el fin de producir otra cosa distinta de lo que se ha declarado o prescrito. Este tipo de prescripciones utiliza la técnica hipnótica del desplazamiento del síntoma: por lo general, se atrae la atención del paciente hacia alguna otra cosa problemática que reduzca la intensidad del problema presentado. (…)

Por ejemplo, el paciente fóbico a quien se prescribe realizar, ante la presencia del síntoma, una tarea ansiógena y embarazosa, como es anotar con detalle sus sensaciones y pensamientos en aquel momento para luego poderlos presentar a examen del terapeuta, por lo común (…) refiere que, extrañamente, aquella semana no ha tenido los síntomas fóbicos.

Evidentemente, ha sido tanto el agobio o el ansia por llevar a término la tarea asignada, que no ha manifestado el síntoma ante cuya presencia debería haber realizado la tarea. En otras palabras, la atención se ha desplazado del síntoma a la tarea, produciendo la neutralización de la manifestación problemática mediante un “conflicto benéfico”.

Pero lo más importante es que se ha demostrado, a través de una experiencia concreta, que él es capaz de controlar y anular sus síntomas. Estas intervenciones (…) desempeñan un papel fundamental en la primera fase de un tratamiento estratégico. Permite realmente una rápida y eficaz ruptura de la envarada situación de acciones y retroacciones disfuncionales.

PRESCRIPCIONES PARADÓJICAS:

Ante un problema que se presenta como espontáneo e irrefrenable, por ejemplo, coacciones de repetición, obsesiones o comportamientos compulsivos, resulta muy eficaz prescribir el comportamiento sintomático mismo, ya que de esta manera se coloca a la persona en una situación paradójica de tener que realizar voluntariamente aquello que es involuntario e incontrolable y que siempre ha intentado evitar.

También en este caso, la ejecución voluntaria del síntoma anula al síntoma mismo, que en calidad de tal ha de ser algo espontáneo e incontrolable.

Por ejemplo, a un paciente con manifestaciones de rituales prenocturnos, como son tener que controlar repetidas veces que las llaves del gas o agua están cerradas, o tener que colocar de un modo siempre igual y exacto los zapatos antes de dormir, se le prescribió: a) hacer todas las noches, voluntariamente y con suma atención, el gesto de cerrar los grifos y las llaves de paso del gas y del agua un número determinado de veces con cada una de las manos; b) poner los zapatos como siempre los había puesto, pero invirtiendo la dirección de la punta.

Con estas prescripciones se obtuvo al término de dos semanas la extinción completa de los rituales prenocturnos. Las prescripciones paradójicas, igual que las indirectas, poseen un gran poder de evitación de la resistencia y por ello son de gran utilidad en la fase prioritaria de ruptura del sistema que controla el problema.

Para que las prescripciones, en todas sus formas, puedan ponerse en práctica y resulten eficaces, se requiere estudiarlas atentamente y presentarlas al paciente como verdaderos y auténticos imperativos hipnóticos, recurriendo a técnicas de comunicación terapéutica (de otra forma, los pacientes rara vez las ejecutan).

Las prescripciones pueden formularse según diversas modalidades y abarcar las más diversas clases de acciones: simples tareas que han de realizarse en casa, rituales complicados, o acciones que aparentemente nada tienen que ver con el problema presentado por el paciente. Lo importante es que el terapeuta, al imponer las prescripciones, se esfuerce por hallar, con inventiva y fantasía la llave justa que ha de abrir la puerta blindada que representa el sistema disfuncional de acciones y retroacciones en que se halla inmerso el paciente.

Para saber más lee "El arte del cambio" (editorial Herder) del creador de la Terapia Breve 
Estratégica, Giorgio Nardone, de cuyo libro se ha extraído este extracto.

Publicaciones relacionadas


La técnica de la escala en la terapia La tercera fase de la terapia es tan importante como las anteriores. Si las dos primeras fases están orientadas a realizar el cambio terapéutico, la tercera fase va dirigida a su consolidación, a su estructuración como un nuevo equilibrio persistente. (...) Esta fase de la terapia comienza cuando el trastorno se ha reducido al mínimo o se ha elimi...
La realidad de segundo orden y el lenguaje imperativo en la terapia REALIDAD DE SEGUNDO ORDEN Lo que pretendo afirmar es el hecho de que, en su gran mayoría, los problemas que queremos resolver mediante el cambio no son problemas relacionados con las propiedades de los objetos o de las situaciones -la realidad de primer orden, como se ha propuesto llamarla (Watzlawick 1976)-, sino únicamente relacionados con el si...
Cómo se atribuye el mérito al paciente al final de la terapia (Conversación al final de la terapia:) T. Creo que como ya estás bien no es oportuno que te de uno de mis jueguecitos, pero es conveniente que lo hagas tú solo porque es una minucia, has llegado al 95%, por tanto puedes llegar al 100%. Si no lo consiguieras, dentro de unos meses afrontaríamos el problema, pero creo que lo conseguirás porque es u...
Milton Erickson a canoa El impacto de sus trabajos sobre los miembros del equipo del MRI es tal que nos parece indispensable extendernos un poco sobre este personaje fascinante. Erickson nació en 1901 en Aurum, pequeña ciudad de Nevada actualmente desaparecida. Su familia emigrará a Wisconsin. Sus padres poseen una granja y toda la familia participa en los trabajos; Milt...
Erickson y la predicción con claves mínimas (Habla Jeffrey Zeig) Erickson retó a sus estudiantes a desarrollar una habilidad para predecir el comportamiento y usar predicciones de manera diagnóstica y terapéutica. Por ejemplo, me dio la novela Nightmare Alley de William Gresham y me dijo que leyera la primera página y le dijera qué decía en la última (comunicación personal, 1974). No lo pud...
La teoría de los tres niveles lingüísticos: diferencia entre ironía y sarcasmo La comunicación irónica puede ser observada teniendo a la vez en consideración tres niveles lingüísticos, tres niveles comunicativos: El juicio sobreentendido de quien comunica, y entendido por el que recibe la comunicación (G). El modo en el que quien se comunica explicita verbalmente su juicio (V) La comunicación no verbal utilizada ...
M. Erickson: cómo realizan los pacientes cualquier propuesta absurda Haley: Ocupándonos un poco de la cuestión que te habíamos propuesto antes: cómo haces para conseguir que los pacientes hagan lo que les pides que hagan. Has hablado por ahora de tres modos. Primero has dicho que como quieren superar sus dificultades no dudan en hacer todo lo que les dices. Segundo, quieren demostrar que te equivocas y lo hacen para...
Cómo se hace psicoterapia: Erickson y la historia del caballo A menudo se dice que Erickson era directivo y que utilizaba técnicas y sugestiones indirectas. Esto podría verse como una contradicción, pero en realidad no lo es. Erickson narró la siguiente historia en un seminario.   Un día volvía de la escuela secundaria cuando un caballo desbocado pasó velozmente junto a un grupo de nosotros para entrar...
Cómo habla un terapeuta: reestructuraciones de responsabilidad Los tres ejemplos distintos clínicos que siguen han sido seleccionados como reestructuraciones sucesivas antinómicas. El punto de vista patológico de la primera paciente se rige sobra la percepción de que sus problemas dependen solo de los otros; el terapeuta rápidamente propone la antinomia de que sus problemas dependen solo de si misma. ...
Evitar las formas lingüísticas negativas La práctica clínica ha puesto en evidencia que el uso de enunciados negativos respecto de la conducta o las ideas del paciente tiende a culpabilizarlo y a producir reacciones de rigidez y rechazo. También en la práctica de la hipnosis se ha observado que las fórmulas negativas producen rigidez y resistencia en la persona que ha de ser hipnotizada ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada