"Conocer a través del cambio"Miedos, fobias y pánicoTerapia Breve Estratégica

En los últimos minutos de la segunda sesión damos una nueva prescripción paradójica (“La peor fantasía”)

La peor fantasía

Puesto que la semana pasada usted ha sido bueno peleando con su problema, le voy a dar ahora una tarea que le parecerá más bien extraña e incluso más absurda de la que acaba de realizar. Sin embargo, como acordamos, ha de seguirla al pie de la letra.

Creo que por ahora me he ganado un poco de su confianza, ¿de acuerdo? Entonces, creo que tendrá un despertador en su casa -ya sabe, como éstos que tienen una alarma detestable-. Bien, cada día, a la hora acordada, usted cogerá este despertador y lo pondrá para que suene media hora más tarde. Durante esta media hora se aislará en una habitación, se acostará o se sentará en un sofá, y durante ese tiempo se esforzará voluntariamente en evocar sus peores fantasías relativas a su problema, pensando que está solo, que siente cómo le entra el pánico…Usted permanecerá en este estado durante el resto de la media hora. Tan pronto como suene la alarma, stop, la para, suspende el ejercicio, deja los pensamientos y las sensaciones que ha provocado, sale de la habitación, se lava la cara y vuelve a sus actividades habituales. 

La prescripción sigue el proverbio de los antiguos chinos, “para apagar el fuego hay que añadir leña”. O, como reza una máxima islámica, “enfrentándose al propio miedo uno se vuelve audaz”.

Esta prescripción tiene dos clases de efecto posible. El primero es: “Doctor, realmente no pude llegar a estar completamente absorto en la situación. Lo intenté, pero todo me pareció tan ridículo que acabé riéndome. Curiosamente, en lugar de hacer que me sintiera peor, estuve completamente relajado”, o “casi me duermo”. El segundo es “Doctor, conseguí hacer tan bien la tarea que sentí las mismas sensaciones que antes de venir aquí. Fue muy angustioso; algunas veces grité; luego, por suerte, sonó la alarma y todo se acabó.”

Muchos pacientes de ambos grupos de respuesta no experimentan momentos de crisis fuera de la tarea de la media hora, mientras que otros pacientes informan de que solamente han tenido episodios poco frecuentes de ansiedad de los que se recuperaron fácilmente.

Cambio positivo

En la segunda sesión, cualquiera que sea el informe del paciente respecto a los efectos de la prescripción, redefinimos nuevamente la situación en términos de cambio positivo. En el caso del primer tipo de respuesta, nuestra redefinición será como sigue:

Como usted ha tenido la suerte de ver, su problema puede aliviarse provocándolo de forma voluntaria; es una paradoja, pero sabe, a veces nuestra mente trabaja de forma paradójica en lugar de hacerlo con el sentido común. Usted ha empezado a aprender a no caer en la trampa de su trastorno y de sus “soluciones intentadas” que complican su problema en lugar de resolverlo. Toda la sesión continúa en el mismo tono.

Con el segundo tipo de respuesta, la redefinición se expresa como sigue:

Muy bien. Usted está aprendiendo a modular y gestionar su trastorno. Asi como usted puede provocar de forma voluntaria los síntomas, también podrá limitarlos, y cuanto más pueda provocarlos durante un tiempo dado más podrá limitarlos y hacerlos desaparecer. Cuanto más pueda usted provocarlos durante la media hora, mucho mejor será capaz de controlarlos durante el resto del día.

Y así durante el resto de la sesión.

Por lo tanto, en ambos casos nuestra redefinición del efecto de la prescripción se enfoca a reforzar la conciencia y la confianza del paciente en el cambio en curso y en el hecho de que esta persona está aprendiendo nuevas y eficaces estrategias para tratar con posibles miedos futuros.

El paciente ha recibido una incuestionable prueba práctica de que el trabajo emprendido junto con el especialista es eficaz. Esto crea una excepcional alianza de colaboración que ayuda a liderar otros cambios progresivos en la percepción de la realidad del paciente.

Conocer a través del cambio

Conocer a través del cambio (Extraído de aquí)

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada