chat

Chat-manía: la dependencia de las relaciones virtuales

Acudió a nosotros una mujer joven con un bebé plácidamente dormido en su cochecito, ignorante por suerte del drama familiar que se estaba consumando entre sus padres. En efecto, la joven madre expuso una situación muy difícil. Desde hacia algunos meses su marido se pasaba noches enteras y buena parte del día participando en un…

Detalles

blasfemia

Una compulsión extravagante: la blasfemia más ofensiva

Un colega psiquiatra-psicoterapeuta me llama para fijar una cita urgente. Se siente aplastado por el peso de una compulsión irrefrenable que ha anulado totalmente su vida. Cuando nos vemos me cuenta que desde hace dos años se le ha ido consolidando una fijación: cuál puede ser la mayor blasfemia, la más ofensiva, la más radical,…

Detalles

"Una mujer distinguida" Klimt

Pequeñas torturas placenteras: si quieres hacerlo, hazlo mejor

Una mujer distinguida, muy elegante y decididamente perfumada entró en mi consulta con paso leve, como una bailarina, se sentó mientras se quitaba el precioso sombrero y los largos guantes como una perfecta diva; después, mirándome con dulzura expuso su problema. –Doctor, estoy aquí porque me han hablado bien de usted… A lo que inmediatamente…

Detalles