El hermano sumiso: la reestructuración del acorazado y el mercante

Un psiquiatra, que ya no podía decirse joven,  se dirigió a nuestro Centro (…) en una demanda de ayuda. La situación era la siguiente. Narró que no se había casado porque nunca había podido hacerlo: su sumisión morbosa, primero a una madre castradora, luego a una hermana mayor soltera (…) Tras la muerte de la…

Leer más ...

La realidad de segundo orden y el lenguaje imperativo en la terapia

La realidad de segundo orden y el lenguaje imperativo en la terapia

REALIDAD DE SEGUNDO ORDEN Lo que pretendo afirmar es el hecho de que, en su gran mayoría, los problemas que queremos resolver mediante el cambio no son problemas relacionados con las propiedades de los objetos o de las situaciones -la realidad de primer orden, como se ha propuesto llamarla (Watzlawick 1976). Sino únicamente relacionados con el…

Leer más ...