El mito del diálogo como solución Este caso ejemplifica bien los pésimos resultados a los que a menudo se llega por la aplicación de uno de los muchos mitos de la cultura contemporánea, aquel según el cual todo se puede mitigar con la discusión y con el diálogo. En realidad, también esta utopía se deriva del pensamiento ilustrado, según el cual los seres humanos son buenos por naturaleza, por lo que basta con ponerse alrededor de una mesa, trazar algunos gráficos, y todas las discusiones y divergencias podrán resolverse. En realidad, como decía Jung, las grandes decisiones de la vida humana (y, añadimos nosotros, también las pequeñas) tienen que ver más con los instintos y otros misteriosos factores inconscientes que con la voluntad consciente, las buenas intenciones y la racionalidad. La costilla de Adán - 50 películas que deberías ver antes de morir ¡Viva la diferencia! (De La mente contra la naturaleza. Terapia breve estratégica para los problemas sexuales. Giorgio Nardone y Matteo Rampin. Integral). Terapia de pareja

Hacer el ridículo y superarlo

La prescripción de la vergüenza o del ridículo es una de las pruebas más provocativas dentro de las tareas directas. La desvalorización conlleva montada la inseguridad y el temor al rechazo, que aparece enfundado bajo la vergüenza y el temor al ridículo, y son estas reacciones las que se intentan confrontar con la prescripción. La…

Detalles