El hermano sumiso: la reestructuración del acorazado y el mercante

Un psiquiatra, que ya no podía decirse joven,  se dirigió a nuestro Centro (…) en una demanda de ayuda. La situación era la siguiente. Narró que no se había casado porque nunca había podido hacerlo: su sumisión morbosa, primero a una madre castradora, luego a una hermana mayor soltera (…) Tras la muerte de la…

Leer más ...