Celos extremos

Watzlawick y Ceberio: la encerrona de los celos

Con 25 años, Hilario era integrante de una secta religiosa de una moral y religiosidad extremadamente rígida. Después de 3 años y sin haber tenido relaciones sexuales, se casó con Ana, una estudiante de maestra jardinera de 22 años. Prolijo en demasía, muy ordenado y por sobre todo con manejos de detallismo y obsesividades muy…

Leer más ...