Aplazar, postergar, procrastinar: psicotrampa y solución

La tendencia a posponer situaciones temidas o molestas (procrastinar) es parecida a la evitación y a la renuncia. Sin embargo, si se analiza con atención, este guión funciona de forma muy diferente. El aplazamiento, en efecto, es una estrategia más sutil: ni renuncio ni evito. Me digo a mi mismo: “Lo haré más tarde o…

Leer más ...